El bosque de noruega

Criadero Familiar de Bosques de Noruega en Girona

El bosque de noruega

Queremos hablar hoy del bosque de noruega. El porque criamos ésta raza y su comportamiento.

 

Cuando compramos nuestro primer bosque de noruega, Rodolfo, hace ya 6 años. Buscábamos un gato grande, robusto y visiblemente espectacular. Nada sabíamos entonces que cada raza tiene su carácter particular y que no sólo se diferencian las razas por su aspecto físico. Entonces teníamos una gata común y creí que sería lo mismo. No fue así… Nada tiene que ver un bosque de noruega con un gato común. Aún así nuestra experiencia adquirida en estos años de convivencia con esta maravillosa raza, y la formación nos ha hecho ver claramente las diferencias entre razas.

El bosque de noruega es una raza noble. Es una raza natural, no ha sido modificada por el hombre a de como es en origen. Por lo tanto hemos de tener en cuenta que son gatos activos y con los instintos a flor de piel. Les gusta cazar, saltar, jugar y si pueden, fugarse. Así que mucho cuidado con esto ya que para tener un precioso gato lince en casa, hemos de tener en cuenta de poner rejas en ventanas y balcones para evitar caidas innecesarias o fugas que podrían acabar con  nuestro pequeño.

Se trata de felinos muy inteligentes. Su apego con su familia es similar a la de un perro. Te esperará detrás de la puerta cuando vuelvas del trabajo e irá a saludar a las personas que vienen de visita. Algunos abren puertas y te traen la pelota entre mil y una cosas que hacen.

Son gatos que se adaptarán perfectamente a la vida de un piso. Eso si, no les gusta estar solos. Quieren estar con sus  dueños, quieren jugar con ellos, quieren tus mimos y lo demuestran.  No son gatos esquivos, al contrario irán siempre donde esté su dueño. Incluso si estás en la ducha, te esperará impaciente a que salgas.

También son muy habladores y expresivos. Se hacen entender bien, si quieren algo en concreto te llevarán y te mostrarán lo que quieren.

Hay ligeras diferencias entre ejemplares. Básicamente si son macho o hembra. Claro está que también hay la excepción que confirma la regla, pero hay una diferencia básica en su carácter. Ambos son cariñosos, nobles, expresivos, habladores, sociables y si encima estan criados en un buen criadero con una buena socialización no tendras problemas con ellos. Son pacientes con los niños y no sacan las uñas. Son dulces y delicados con sus dueños. La diferencia es que un macho es zalamero por naturaleza com toooooodo el mundo. Da igual si te conoce o no, si viene el cartero irá a estrenarse con su pierna y se tirará panza arriba para que lo toquen. En cambio una hembra,  a pesar de que no huirá,  eso no lo hará . Ella escoge un dueño de la casa, y esa persona será su todo. Todo, absolutamente todos los mimos y llamadas de atención irán dirigidas a esa persona. Así que si tienes visitas constantes mejor elegir un macho. Si por en cambio quieres un amor incondicional dirigido solo a ti escoge a una hembra .

Y en cuanto a razas, para mi, no hay duda. El bosque de noruega ( skorgkatt ).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: