HERPESVIRUS/CAICIVIRUS (Rinotraqueitis o gripe felina).

Criadero Familiar de Bosques de Noruega en Girona

HERPESVIRUS/CAICIVIRUS (Rinotraqueitis o gripe felina).

El calicivirus, es un virus causa una enfermedad de las vías respiratorias altas, llamada rinotraqueitis o en ocasiones gripe felina. Dicha enfermedad puede ser causada también por el herpes virus o de ambos virus a la vez. El período de incubación está entre 2 y 5 días dependiendo de la cepa. Es muy contagiosa y común en los gatos.

Síntomas

•Lagrimeo constante, conjuntivitis, úlceras corneales, mucosidad, decaimiento y falta de apetito.

•En gatas embarazadas pueden causar un aborto.

•Úlceras bucales

•Fiebre

•Cojera

•Rinitis ( esta puede ocasionar sinusitis, se puede cronificar).

•Bronquitis.

•Inflamación de la cara y patas ( esta cepa mucho más virulenta de lo común, puede ocasionar la muerte en el 40% de los gatos afectados).

Contagio

Los gatos más susceptibles a padecer esta enfermedad son gatos sin vacunar entre 6 y 12 semanas, animales viejos o inmunodeprimidos. Su presencia, suele estar colonias, protectoras o criaderos sin las correctas medidas sanitarias. Aunque los animales vacunados y/o caseros, también pueden ser contagiados, sus síntomas serán mucho más leves.

•Su contagio puede ser muy rápido por contacto directo entre animales.

•Por sus secreciones nasales

•Por compartir bebederos.

•Por personas a otros animales portando los virus en la ropa, trasmitiendo esta enfermedad.

La mayoría de los ejemplares sobreviven pero estos se convierten en portadores, pudiendo así trasmitir la enfermedad. Esto quiere decir que aunque no padezcan la enfermedad, si la han pasado la pueden transmitir, eliminando los virus por las secreciones nasales o bucales. Normalmente los gatos portadores, lo siguen siendo unas semanas después de haber pasado la enfermedad, pero en ocasiones, pueden ser portadores durante varios años.

Tratamiento

No existe un tratamiento efectivo para esta enfermedad, lo que se suele hacer es admistrar antibióticos para controlar otras enfermedades que pudieran aparecer y llevar al gato a la muerte.

El diagnóstico se basa en la sintomatología, pero para asegurar, se suele hacer un frotis bucal, y un posterior cultivo para su confirmación. También existen unos kit con unos reactivos para hacer la prueba instantánea sin necesidad de hacer el cultivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: