COMO ELEGIR EL MEJOR PIENSO PARA NUESTRO GATO

Criadero Familiar de Bosques de Noruega en Girona

COMO ELEGIR EL MEJOR PIENSO PARA NUESTRO GATO

Por que elegir un buen pienso para mi gato ?
La principal razón es simple. Los malos piensos que suelen ir acompañados de bajos precios ( no siempre es el caso ), contienen carbohidratos ( cereales, almidones y proteínas vegetales ) en su composición,  que se utilizan para abaratar costes. Nuestros gatos no deberían comer este tipo de alimento ya que esto puede dar lugar al síndrome urológico felino:
Piedras en el riñón
Diabetes
Obesidad
Alergias alimentarias
Dermatitis

Cuya aparición es proporcionalmente directa al consumo de carbohidratos.
Habitualmente se cree que el hecho de que a nuestro gato le guste y se lo coma bien es porque ese pienso es de calidad. Nada más lejos de la realidad, pues se utilizan saborizantes , y otros aditivos que harán que nuestro felino se vuelva loco por el consumo de determinado pienso, pero esto no es sinónimo de calidad.

Que comen los gatos ?

Los gatos son depredadores, en estado salvaje, su dieta se basa de pequeñas presas animales. Son carnívoros estrictos, así que todo lo que no sea carne , sale de la dieta.
Su metabolismo está adaptado para procesar grandes cantidades de proteína, poca grasa y menos aún hidratos de carbono.
Otros factores a tener en cuenta, son la calidad de la proteína. Nuestros pequeños, no pueden metabolizar la proteína vegetal, por lo que su consumo no es adecuado. La proteína debe ser siempre de origen animal.
La proteína de mayor calidad es la de huevo, con un valor biológico del 100%, seguida de la leche( sin lactosa, pues los gatos son intolerantes a la lactosa cuando van pasando a la edad adulta )y el pescado con un 92 %. La carne de vaca , un 78% . La harina de la carne tiene un valor biológico de un 50%. Por esta razón, cuanta más cantidad de alimento seco sea la recomendada diaria, menor calidad tendrá el producto, ya que menos proteína tiene y más cantidad de alimento se necesita para satisfacer las necesidades del animal. También tendremos más abundancia de heces ya que hay menos producto aprovechable.
Otra parte importante, son las grasas. Son esenciales en la alimentación. Entre el 9 y el 30% sería lo recomendable, dependiendo si es un animal, joven o adulto, castrado o entero. Para gatitos en crecimiento, el porcentaje aumenta hasta un 35 %.
El déficit de grasa puede provocar infertilidad, retraso en curación de heridas, pelo apagado, piel frágil, caspa, infecciones en la piel…
El exceso de grasa provoca obesidad.
Una buena opción es proporcionar una dieta rica en proteína de calidad y baja en carbohidratos, como la comida casera o latitas de alta calidad.

Hidratos de carbono para los gatos.

No es que lo gatos en estado salvaje no coman hidratos de carbono, si lo hacen, pero en cantidades muy bajas, procedentes de los estómagos de sus presas, a medio digerir, por eso su aparato digestivo no está adaptado para procesar este tipo de alimentos.
Los gatos tienen el tracto dijestivo muy corto, y por esto los alimentos pasan muy rápido y no son capaces de absorber los hidratos de carbono. La acidez de su ph es muy elevada, con lo que mata a la mayoría de bacterias. Su estómago es ideal para la digestión de pequeñas presas, como roedores o aves.

La humedad es otro factor a tener en cuenta ya que no suelen beber mucho. En estado salvaje, la humedad de la carne de sus presas, les proporciona la cantidad de agua necesaria. Entonces un alimento seco hace que al tener menos concentración hídrica sus riñones trabajen más, siendo estos dañados  a la larga.

Como elegimos el mejor pienso entonces ?

En primer lugar, mayor calidad y cantidad de proteína, también una buena proporción de grasa y poco o ningún cereal.
A esto debo añadir que la aportación única de pienso en la alimentación de nuestro gato no es adecuada.
Lo debemos complementar con latas de alta calidad y comida casera sin cereal, que aporte suficiente humedad a la dieta de nuestros pequeños.

Hay muchas marcas de piensos y entre ellos, diferentes gamas. Los primeros a descartar, son los piensos de supermercado y bajo coste, estos, son los que mayor cantidad de cereales aportan a la ingesta.
Ahora que estamos un poco más informados sobre la alimentación de los gatos, a la hora de comprar el producto, tenemos que tener en cuenta que la raza no es importante en el proceso de selección.  No tienen necesidades diferentes un persa de un gato común. La marca del producto no es relevante, pues no a más conocido el producto es de mayor calidad. Esto es proporcional al tipo de publicidad.
Al leer la etiqueta de la composición del producto, miramos primero de todo el análisis nutricional.  Allí encontramos el porcentaje de proteína, grasa, hidratos de carbono, grasas, fibra… A veces omiten parte de la cantidad de hidratos de carbono, a sabiendas de que el alto contenido no es recomendable. Podremos saber la cantidad exacta, haciendo la suma de los demás componentes.
Después nos dirigimos a los componentes.  Debe ser la mayor cantidad la de la carne, si es carne fresca o deshidratados, mucho mejor si es harina de carne, pues la calidad de la proteina de esta última es mucho menor .
Lo primero que debemos saber, es que la ley obliga a los fabricantes a listar de mayor a menor peso los ingredientes antes de procesar. Así que el orden de calidad de los 5 primeros ingredientes, determinará la calidad del pienso.

Piensos que NO debes comprar:

Los que el primer ingrediente sea cereal.
Si el ingrediente principal son subproductos .
Si contiene trigo, maíz o soja
Si sólo contiene arroz como única fuente de cereal.
Si contiene sal
Si contiene frutas o legumbres como fuente de carbohidratos.
Si contiene colorantes
Si contiene azúcar.
Si contiene celulosa
Si la suma de carbohidratos es superior a la suma de proteína.
Si contiene derivados de cereales.

Piensos que pueden ser adecuados:

Si el contenido de proteína es mayor del 30 – 40 % para gatos adultos enteros.
Si el contenido de grasa está entre el 15 y el 20% para gatos adultos enteros.
Si el contenido de carbohidratos es inferior al 25%
Si en su primer ingrediente es de origen animal.
Si la carne es fresca
Si la carne es dehidratada
Si especifica que la carne es apta para consumo humano.
Si esta conservado con conservantes naturales.
Si tiene al menos 2 tipos de proteínas
Si en 2 de los 3 primeros productos se especifica claramente el % de dicho ingrediente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: